Mejor para la democracia

Publicado en El Periódico de Catalunya, 1991-XII-8

        Hay quien lamenta que los casos de corrupción política ocupen cada día más espacio en los medios de comunicación de masas. Si la democracia, la política, los políticos pierden credibilidad - dicen -, se puede generar un apoliticismo propicio al éxito de tendencias dictatoriales. Y alguno incluso sospecha de alguna campaña con tal fin.

        Indudablemente, tanta corrupción perjudica la vida democrática. Pero no porque hable de ella la prensa, la radio y la televisión. A mucha gente estas noticias no nos sorprenden. Cada cual según los ambientes en que se mueve - y también, en los que prefiere no moverse -, conoce por experiencia las corruptelas, menores o mayores, que han entretejido la historia de nuestra democracia: los beneficios que a menudo se obtienen por estar cerca del poder, los precios que se suelen pagar por estos beneficios, y las consecuencias a veces negativas de mantenerse a distancia. Sin embargo, tan preocupante como estas prácticas fue, durante varios años, el silencio público que las rodeó y que sin duda favoreció que hayan adquirido las dimensiones que últimamente al fin se ponen al descubierto.

        Por eso pienso que es mejor para la democracia que salgan a la luz estos casos de corrupción. Es un indicio de que funcionan esos mecanismos de control que la distinguen de una dictadura. Hora es ya de que, además, funcionen otros: que se sancione y se aparte de la actividad política a los responsables.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.